Ideas de usos de placas en inox

- Categorías : Default

En este artículo te damos varias ideas de cómo utilizar el acero inoxidable y para qué puede servir.

El uso más común que nuestros clientes dan a las placas es como revestimiento en sus cocinas, con el fin de modernizar y proteger encimeras y paredes.  Las placas situadas en la pared detrás de la placa de cocción la denominamos "frente de cocina" o "panel antisalpicaduras".  Aquí te enseñamos varias realizaciones.  Los clientes estaban muy contentos y nos enviaron orgullosos sus logrados resultados.

                                                      

En la foto siguiente, nuestro cliente tuvo la buena idea de proteger el suelo frente a su piano de cocción y he aquí el resultado.

                                                                

O en este caso el cliente quería embellecer los dos laterales de los muebles situados a cada lado de su campana.  Quedó contentísima con el resultado.

                                                               

También encontramos el acero inoxidable en zonas húmedas.  El uso más frecuente es como "junta" de un fregadero.  Aquí tienes un ejemplo.

                                                    

Pero no sólamente encrontramos el inox en la cocina, sino también en otras zonas de la casa.  A continuación te ponemos dos fotos donde los clientes instalaron pequeños marcos alrededor de termostatos para tapar roturas en el baldosín o simplemente para embellecer la pared.

                                                       

Y vamos a terminar con un poco de inox en el exterior.  El acero inoxidable es muy resistente y no se altera con la lluvia o el calor.  En el caso siguiente, el cliente tenía un problema con su buzón de correos que había perdido una placa y todo el correo terminaba empapado en los dias de lluvia.  Con una simple toma de medidas y un corte en una fina placa en inox bruto, consiguió proteger su correo de manera eficaz.  

                                                                  

Y por último un uso culinario los dias de calor.  ¡Qué mejor que una buena parrillada con la familia y los amigos!  He aquí un doble uso de la barbacoa.  Una mitad como parrilla y la otra como plancha para poder cocinar todo tipo de alimentos:  los más grasos en la zona de la parrilla y los vegetales y pescados en la zona de plancha.  Además tuvo la buena idea de pedirnos unos pliegues en 3 laterales para retener las grasas.

                                                                 

Share

Añadir un comentario