¿Por qué escoger el inox satinado?

El acero inoxidable satinado es el tipo de inox más utilizado en decoración de interior por su aspecto estético.  El inox satinado es un acero inoxidable 304L alimentario que no imanta ya que no contiene nada de hierro en su composición, por ello no se oxida.  Además estas placas han pasado por un tratamiento de acabado adicional de pulido que le confieren este aspecto estético tan buscado en todo lo que son reformas de interior.  Por estas razones, puedes utilizar estas placas como revestimiento en tu cocina.  Así, además de proteger paredes, encimeras y puertas, las modernizarás con el toque estético del inox satinado.